Personas que nos inspiran

Paulo Freire

"Los oprimidos no son sujetos a ser rescatados, ellos tienen que autodeterminarse y rescatarse a sí mismos. En la mano del opresor no pueden descansar ambos: el poder de oprimir y de liberar.” Paulo Freire

Ahí radica la gran tarea humana e histórica de los oprimidos: liberarse de sí mismos y liberar a los opresores. Éstos, que oprimen, explotan y violentan en razón de su poder, no pueden tener en dicho poder la fuerza de liberación de los oprimidos ni de sí mismos. Sólo el poder que renace de la debilidad de los oprimidos será lo suficientemente fuerte para liberar a ambos. 

Es por esto por lo que el poder de los opresores, cuando pretende suavizarse ante la debilidad de los oprimidos, no sólo se expresa, casi siempre, en una falsa generosidad, sino que jamás la sobrepasa. Los opresores, falsamente generosos, tienen necesidad de que la situación de injusticia permanezca a fin de que su “generosidad” continúe teniendo la posibilidad de realizarse.El “orden” social injusto es la fuente generadora permanente de esa “generosidad” que se nutre de la muerte, del desaliento y es de la miseria. 

La generosidad sólo se entiende en la lucha para que esas manos, sean de hombres o pueblos, se extiendan cada vez menos en gestos de su?plica. Súplica de humildes a poderosos. Y se vayan haciendo así cada vez más manos humanas que trabajen y transformen el mundo. Esta enseñanza y aprendizaje tienen que partir, sin embargo de los” condenados de la tierra”, de los oprimidos, de los desarrapados del mundo y de los que con ellos realmente se solidaricen. Luchando por la restauración de su humanidad, estarán, sean hombres o pueblos, intentando la restauración de la verdadera generosidad.


Pensamientos Inspiradores de Paulo Freire

“Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción”.
“Aceptar y respetar la diferencia es una de esas virtudes sin las cuales la escucha no se puede dar”.
“Enseñar exige respeto a la autonomía del ser del educando”.
“Alfabetizarse no es aprender a repetir palabras, sino a aprender a decir su palabra”.